Las maneras de vivir juntos cambian permanentemente. No son estáticas, sino en constante movimiento. Por ejemplo, en los últimos años en América Latina se han debido inventar nuevas maneras y estilos de convivencia que han exigido repensar sus matrices sociales.

En Chile fue necesario elaborar un nuevo contrato social después de diecisiete años de dictadura militar y en Colombia, hace pocos meses, se ha dado paso a un nuevo modelo de sociedad con los acuerdos de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC.

Siga leyendo el artículo de: Toby Miller y Tomás Peters en la página 38 de nuestra Revista de Gestión Cultural MGC.  Seguir leyendo